Cómo revisar un carro antes de comprar

Cómo revisar un carro antes de comprar

índice

Adquirir un auto es una inversión importante. Tanto si estás buscando un vehículo nuevo o usado. Para que tomes una decisión inteligente, hoy te enseñaremos cómo revisar un carro antes de comprar.

Para comenzar debes plantearte, ¿quieres un auto nuevo o usado?

Según tus necesidades y presupuesto deberás tomar esta decisión. En el caso de un vehículo nuevo la revisión no necesita ser tan profunda debido a que estos carros tienen mayor respaldo y la cuestión es de identificar las características que funcionan para ti y el equipamiento que deseas.

Ahora, cómo revisar un carro antes de comprar es fundamental si piensas en adquirir un automóvil usado. ¿Por qué?

Debes revisar un carro antes de comprar porque debes estar seguro de las condiciones en que se encuentra el vehículo y el tiempo de vida que puede llegar a tener. Además, debes hacer una evaluación costo/beneficio según el estado del automóvil.

Para decirte cómo revisar un carro antes de comprar, hay otros detalles que debes verificar. A continuación te los detallamos.

 

¿Qué revisar al comprar un auto usado?

Antes de comprar un auto debes tomar en cuenta 3 puntos básicos que te indicarán si vale la pena revisar más a fondo un vehículo usado.

  1. Papeles en regla: este el punto principal antes de cualquier compra. Revisa que los impuestos estén al día, además que los papeles del carro se encuentren en orden. Nunca está de más verificar la información del propietario, marca y año del vehículo.
  1. Revisa el historial de servicio: aunque muchas personas no llevan sus automóviles a las agencias a hacer un servicio, si existe un historial es importante que lo revises. Además, en cualquier taller colocan una calcomanía de cuándo fue el último servicio realizado al vehículo, revisa la fecha y el kilometraje al que le tocará el siguiente. Aquí podrás verificar que en efecto el dueño actual ha cuidado el vehículo.
  1. Kilometraje: ¿qué tan recorrido está el vehículo? Lo normal es que un vehículo recorra entre 12,000 a 15,000 kilómetros por año. Un carro mucho menos recorrido tiene más vida útil por lo que el precio es más elevado, ahora si te encuentras con un auto que ha circulado largas distancias puedes negociar un precio más económico.

Una vez hayas hecho esta revisión preliminar, es momento de entrar al detalle.

 

Cómo revisar un carro antes de comprar

Para saber cómo chequear un carro antes de comprar debes tener noción de dónde queda cada pieza del vehículo o asesorarte de un experto que lo revise por ti.

Los puntos principales a revisar es el interior (las partes internas que permiten el que tu auto esté en movimiento) y el exterior del carro (la carrocería). Una vez tengas claro estos vamos a ver las piezas importantes.

 

Así es como debes revisar un carro antes de comprar:

 

Puedes evaluar a simple vista el motor cuando abras el capó. Revisa que no tenga gomas, silicona o alguna reparación a medias. También abre la tapa del aceite. Este deberá verse claro u oscuro pero nunca como mayonesa o pastoso. Ahora si puedes ver en el interior de este, comprueba que no haya arañazos o piezas mal engrasadas.

Si ves algún desperfecto en esto te indicará que el motor ha tenido serías averías o un mal mantenimiento. Esta parte es una de las más importantes, si hay fallas las reparaciones o repuestos pueden ser serios.

 

  • Correas del motor

 Lo siguiente que hay que revisar son las correas de motor. Revisar que tengan elasticidad, que no estén muy duras, ni tiesas o con grietas. Debes comprobar principalmente la correa de distribución. Lo mejor es saber cuándo se ha cambiado, se cambian aproximadamente cada 100 mil kilómetros.

 

Ahora lo más básico. Revisar cómo está el aceite, aquí te darás una idea de su mantenimiento. Saca la varilla, límpiala y verás dos marcas. Vuélvala a colocar en el tubo respectivo, sácala y revisa que esté la mancha de aceite entre esas dos marcas. Si está por debajo o muy pasado es un mal significado. Haz esta revisión con el carro apagado, antes de arrancarlo.

 

  • Mangueras del motor

El siguiente punto a revisar son las mangueras del carro cerca del motor. Deben estar blandas, no deben estar ni crujientes o duras. Este es un punto que no debes olvidar cuando aún estás aprendiendo cómo revisar un carro antes de comprar.

 

  • Bujías

Aquí veremos en gran parte el estado del motor y deberás desarmar un poco. Si tienen todo muy negro como carbón, aceite o están oxidadas significa que están en mal estado.

 

  • Depósito anticongelante

Este debe tener un líquido verde, amarillo o rosado y en sí no debería estar sucio o con las paredes negras. Si lo está, significaría que alguna vez se echó agua o se ha oxidado.

 

  • El radiador

Este se mira simplemente con un vistazo. Debes fijarte que no tenga algún arreglo superficial hecho con macilla. En un carro con muchos kilómetros es normal verlo con algunos agujeros, pero lo importante es fijarte en que las líneas horizontales estén bien.

 

  • Escape

Ahora revisa el humo que sale del escape. Este es otro de los datos que pasamos por alto cuando estamos aprendiendo cómo revisar un carro antes de comprar. Si el humo sale blanco del escape puede significar que quema agua, aunque si estamos en un clima húmedo es normal que haya algo de agua en el escape.

Si sale humo negro, significa que hay mala mezcla. Pueden ser las bujillas, inyectores o muchas cosas. En un diésel es normal que salga un poco al acelerar o al arrancar pero no como algo constante.

En el peor de los casos que eche humo de color azulado. Esto significa que tiene el motor en muy mal estado que está quemando aceite.

 

Ahora si tu carro es mecánico, hay que comprobar el embrague. Básicamente cuando levantes un poco el pedal, el automóvil debe moverse. Si empiezas a ver que estás quitando todo el pedal y no hay movimiento quiere decir que está en mal estado.

Cuando más tengas que separar el pie y más blando lo notes, más desgastado está el clutch.

 

  • Líquido de la dirección

Si vemos que está bajo eso es mala señal. Normalmente este líquido no tiene por qué bajar. Lo que hay que hacer es mirar su estado. Si quitas el filtro y lo ves de color café o muy negro quiere decir que no lo han cambiado.

Para ver si ha afectado a la dirección hidráulica debes mover el volante hasta el tope de ambos lados. No debes sonar ruidos o crujidos. Aunque si suena al final del giro puede ser simplemente que hay unos fuelles (que están detrás de las ruedas) que se suelen romper o pierden el engrase y comienzan a sonar.

 

  • Líquido de frenos

Las personas tienden a no cambiarlo y es clave que lo revisas antes de comprar un carro. Si es de un tono oscuro como café es que no funciona. El tono tiene que ser de un aceite de oliva. Lo principal es mirar que el carro frene bien en la conducción y que el pedal no esté un tanto esponjoso, ni tenga un recorrido final muy largo.

 

  • Luces en el cuadro de mando

Si hay una luz en el motor eso suele ser mala señal. Cada luz del tablero tiene un significado de acuerdo al modelo de automóvil que estés revisando. Puedes ver la nomenclatura de significados en el manual del carro o buscarlo en línea.

 

  • Alternador

Un truco para probar el alternador es tener un voltímetro de mechero. Se conecta al puerto y con el carro arrancado nos debe indicar 13.5 o 14. Esto quiere decir que está cargando la batería. Si nos da 12.5 o menos y cada vez va bajando es que el alternador está mal.

También se puede comprobar el estado del alternador y la batería con un voltímetro. Cuando ya tienes experiencia sobre cómo revisar un carro antes de comprar sabrás que debes poner el voltímetro en posición de voltaje, se mide primero con el carro arrancado y también con el vehículo apagado. Si con el carro apagado da menos de 12 es que la batería está muerta.

 

  • Velocidades

Tienes que probar en parado que todas las marchas engranen perfectamente. Esto hay que hacerlo con el clutch metido y ver que ninguna se atasque ni que tengan crujidos raros.

 

  • Cuadro o tablero

Revisa que las agujas estén en su sitio, que los números no estén saltados. Si se da el caso puede ser que el cuadro haya sido extraído para modificar el kilometraje.

 

  • Volante

Mira que el volante y la palanca de velocidades no estén muy desgastados o que cuadre con el kilometraje que tiene. También se refleja mucho en los laterales de los asientos. Esto nos ayuda a saber o dar una idea si el kilometraje es real o el automóvil está más recorrido de lo que indican.

 

  • Conducción

Prueba el carro, inclusive llega a los 120km, así podrás chequear que no vibre fuerte, que el volante se mantenga recto, que se puede frenar bien, que no suenen cosas raras y que al tomar las curvas no haga cosas extrañas.

 

Revisa que todas cierren correctamente y que las ventanas suban y bajen sin problema. Asegúrate que todas las cosas automáticas o eléctricas funcionen.

 

  • Exteriores

Este es un punto importante, aunque a veces se le da demasiada relevancia. Para saber cómo revisar un carro antes de comprar toma en cuenta que aunque por fuera, el automóvil se vea en perfecto estado es aún más importante que la mecánica interior esté en óptimas condiciones.

Ahora, en exteriores revisa que no haya descuadres en puertas, baúl o bumper. Si están descuadrados significa que tuvo un golpe o choque. También revisa las abolladuras.

Ahora, si la carrocería tiene óxido u hoyos pueden suponer un problema. También revisa las llantas, te darás cuenta del tipo de conductor y trato si están todas las llantas y aros con roces.

 

  • Luces

Si se ponen amarillas es normal. Si te debes interesar si uno se ve más amarillo o gastado y otro no. Esto significa que el automóvil llevó un golpe y cambiaron ese lado. También lo compruebas abriendo el capó y revisando el travesaño frontal y ve si está doblado o no.

 

  • Neumáticos

Fíjate que el dibujo todavía sea profundo. Tiene que entrarte por lo menos media uña en el dibujo. También revisa la marca, si es de mala calidad da igual que el neumático esté nuevo. Revisa también que las llantas no estén cristalizadas, si también cuando metes la uña esta no se queda marcada, está en mal estado, tienen que estar un poco blandas.

También te puedes fijar en la antigüedad de un neumático en los cuatro dígitos que aparecen en el borde. Los últimos dos números te indica el año del neumático.

De los últimos puntos más importantes es que no estén gastados de forma desigual porque significaría que hay problemas en la alineación.

 

  • Frenos

Solo revisa que los discos no estén muy gastados, en la prueba de conducción que no hagan ruidos y que sirvan correctamente.

 

Para revisar la suspensión puedes poner tu peso encima, apretando hacia abajo. Vemos si está dura o blanda por el rebote. Si vemos que al presionar vuelve de forma firme es porque está en buen estado. Si al apretar rebota y tiembla significa que los amortiguadores hay que cambiarlos.  

 

  • Chasís

El último punto indispensable para saber cómo revisar un carro antes de comprar es no olvidar el chasís. Agáchate y revisa que este no tenga agujeros, ni esté lleno de óxido o tenga alguna soldadura extraña, ni nada goteando.

Si el carro que estás considerando comprar pasa cada una de estas revisiones significa que está en muy buen estado. Recuerda, no puedes esperar que todo esté perfecto pero también deberás hacer la comparación del estado y precio.

 

Ahora, si estás pensando en algunas reparaciones te recomendamos que nos visites. En AUTONAIS puedes encontrar los repuestos ideales, de calidad y justo para aumentar la vida útil del automóvil que estás considerando.

Si ya tienes claro cómo revisar un carro antes de comprar, cuéntanos en comentarios, ¿ya hiciste la revisión respectiva?

Compartir:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redes Sociales
Más populares
Suscríbete a nuestro Newsletter

No spam, únicamente contenido de valor

Más aquí
Post relacionados
Empaques para motor Toyota
Empaques para motor Toyota

índice El motor de un auto está compuesto tanto por partes fijas como por partes móviles. Las partes fijas que se unen entre sí utilizan

Collarin de Clutch
Collarin de Clutch

índice El collarín es un dispositivo mecánico también conocido como balero que se encuentra dentro de la caja de velocidades del vehículo.    ¿Para qué

Necesitas ayuda? Chatea con nosostros